Sus opiniones

Modelos Dreadnought502 Producto

La guitarra dreadnought es la forma de cuerpo de guitarra western más conocida fue diseñada en 1916 por Frank Henry Martin y Harry Hunt  Seguir leyendo


La guitarra dreadnought: la guitarra western por excelencia

La guitarra dreadnought es la forma de cuerpo de guitarra western más conocida fue diseñada en 1916 por Frank Henry Martin y Harry Hunt (Martin Guitars). El nombre dreadnought ("intrépida") se deriva de una clase de buques acorazados de la marina británica, los más grandes de su tiempo, considerados particularmente modernos y poderosos en su época. Gracias a su cuerpo bastante grande comparado con otros modelos de aquel entonces, las dreadnought emiten un sonido de guitarra potente y a mayor volumen. La guitarra convenció a cada vez más intérpretes de éxito con su fuerte y voluminoso sonido western y su popularización fue imparable. Con el tiempo, otros fabricantes de guitarras como Gibson desarrollaron modelos clásicos dreadnought como el J-45 o el Hummingbird. La guitarra dreadnought presenta un cuerpo ligeramente en forma de cuña con una parte superior más pequeña y una curva menos pronunciada. La forma de esta guitarra acústica proporciona un sonido pleno con un muchos graves.

El exitoso sonido de la guitarra dreadnought

Aún hoy la guitarra Dreadnought es apreciada por su sonido equilibrado, voluminoso y potente. Sus graves densos, sus medios con una respuesta rápida y agudos brillantes conforman el sonido de este tipo de construcción de guitarra y proporcionan la base óptima para tocar con púa. Por tanto, las guitarras western dreadnought son adecuadas para casi todos los estilos musicales y  particularmente populares en la música folk, el bluegrass, el blues y la nueva generación de cantautoras/es. El hermoso equilibrio entre potencia y claridad brinda, en combinación con la voz, un acompañamiento óptimo. Esto hace que la guitarra dreadnought sea verdaderamente polifacética.

Exitosos modelos dreadnought

En 1931 se presentaron dos nuevas guitarras Dreadnought con las que la Compañía Martin quería establecer nuevos estándares:  La D-18 con cuerpo de caoba y la D-28 con cuerpo de palisandro.  Los primeros modelos venían con la quilla en el traste doce y una pala con cortes verticales. En 1934 la transición del mástil se cambió al traste catorce. Esto resultó en una resonancia mucho mayor en la parte central de la tapa de la guitarra y se ha convertido en el estándar.

Guitarras dreadnought de Gibson

El éxito de la Martin Company lograra de su nueva forma de guitarra no pasó desapercibido por la marca Gibson y en 1934 desarrollaron el clásico modelo dreadnought J-45. La jota es la sigla de jumbo, que describe el tamaño mayor de la guitarra. Además, los aros fueron redondeados y suavizados para diferenciarse de los modelos dreadnought casi rectangulares de Martin. La Gibson J-45 es todavía hoy una de las guitarras western más vendidas. En 1960 salió al mercado la Gibson Hummingbird. Este histórico modelo fue la primera guitarra Square Shoulder Dreadnought de Gibson. El golpeador adornado con un colibrí y el típico acabado Heritage Cherry Sunburst sigue conservando el encanto de los años sesenta y gozando de una creciente popularidad hoy en día.

La dreadnought moderna y las diferentes gamas de precios

La guitarra dreadnought contemporánea está disponible en todas las variedades y gamas de precios. Para la interpretación en directo las dreadnought de hoy suelen incorporar una pastilla. Algunas guitarras dreadnought también presentan un cutaway para poder tocar cómodamente más allá del traste 14. Una guitarra dreadnought asequible para principiantes generalmente ofrece un cuerpo de madera laminada y cuesta entre 50 y 150 euros. En la gama de precios media, a partir de unos 220 euros, los modelos dreadnought ya suelen presentar una tapa de madera maciza. En comparación con la tapa laminada, la madera maciza resuena con mucha más potencia, calidez y volumen y produce un espectro de armónicos mucho más rico. Una dreadnought hecha completamente de madera maciza marca el principio de la gama alta y está disponible a partir de los 600 euros. Las piezas macizas en los aros, el fondo y la tapa proporcionan una dinámica y un volumen de sonido significativamente mayores que las guitarras dreadnought con sólo una tapa maciza. La selección de maderas para la tapa más cuidadosa suele garantizar una veta con anillos más estrechos y regulares, incluso relativamente paralelos. Debido a la mayor densidad de la madera, la tapa de madera maciza selecta produce un sonido significativamente más pleno y equilibrado que una tapa de madera maciza sencilla.